¿ Qué es ?

Su definición, en palabras del Dr. Goiz: El Biomagnetismo es la corrección del pH por medio de los campos magnéticos”.

La eficiencia del Biomagnetismo desarrollado en 1988 por el Dr. Isaac Goiz Durán de México, se apoya en el descubrimiento del concepto del "Par Biomagnético", es decir conjunto de pares de puntos en el cuerpo que han acumulado excesos de cargas eléctricas, las cuales producen allí la formación de polos magnéticos positivos y negativos similares al del imán, los que a su vez determinan distorsiones del pH químico hacia la acidez o alcalinidad respectivamente en dichos polos. 

Estos desequilibrios de cargas eléctricas con sus consecuentes alteraciones ácido-básicas, favorecen sobremanera la proliferación de distintas especies de virus, bacterias, hongos y parásitos, que sincronizándose entre ellos en forma muy especial, producen la gran mayoría de las graves enfermedades del ser humano.

 



¿ Para qué me sirve ?

La gran mayoría de las enfermedades comienzan por la disminución de la eficiencia del sistema inmune, lo que se produce rápidamente tras un impacto emocional fuerte, o algo más lentamente por acumulación de estrés.

El biomagnetismo puede ayudar a mejorar las condiciones orgánicas de las personas en afecciones osteoarticulares, nerviosas, auto inmunes, disfuncionales, respiratorias, dermatológicas, cardiovasculares, hematológicas, gastrointestinales, renales, hepáticas, ginecológicas, genitourinarias y venéreas, bucales, oculares, tumorales, etc. En algunas ocasiones se detectan problemas antes de que hayan manifestado su sintomatología, siendo entonces una terapia preventiva.

El Biomagnetismo o terapia biomagnética puede ser una terapia complementaria a cualquier medicina alopática, homeopática, naturopatía. El tratamiento con imanes, al ser un procedimiento externo, esencialmente no invasivo, no produce efectos colaterales o adversos, sin embargo sus limitaciones son aquellas enfermedades en que se haya producido un daño estructural irreversible, de huesos, órganos o tejidos, y en que las posibilidades de regeneración estén disminuidas por la edad, por cirugías o por acumulación de efectos secundarios de medicamentos durante un largo período de tiempo.

Y como única contraindicación, el Biomagnetismono no es recomendable en lapsos de tiempo cercanos a un tratamiento de radioterapia y quimioterapia intravenosa/oral. En realidad ni antes, ni durante, ni después. Sólo después de que el paciente termine con su última radioterapia/ quimioterapia y se someta a un régimen intensivo de depuración de los restos tóxicos de la quimioterapia, y tiempo para limpiar los residuos de la radioterapia, su organismo estará en condiciones de aprovechar el Biomagnetismo sin riesgos. 

¿ A quién va dirigido ?

Esta terapia se puede aplicar a todos aquellos padecimientos que puedan tener que ver con cualquier tipo de desequilibrio por virus, bacterias, hongos o parásitos.

A pesar de no haber síntomas, esos patógenos se ha demostrado que podrían quedar alojados en unos llamados reservorios donde pueden quedar aletargados y esperar el momento adecuado para aflorar y presentar síntomas.

Dirigido a aquellas personas que quieran mejorar sus condiciones físicas y energéticas.

Es compatible con cualquier otro tratamiento que se esté recibiendo (excepto con los comentados anteriormente). 

¿ Cómo es una sesión ?

El cliente permanece cómodamente tumbado, vestido y calzado, sin llevar aparatos eléctricos o electrónicos, como teléfonos móviles, etc.

Mediante este test de respuesta corporal es posible recibir información sobre las distorsiones fundamentales del ph y detectar dónde se encuentran los puntos alterados que forman el Par Biomagnético asociado a la dolencia del paciente.

Este reconocimiento se efectúa mediante rastro con imanes pasivos naturales de mediana intensidad (no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas), que se aplican en diversas zonas del cuerpo humano.

Una vez reconocidas y confirmadas dichas zonas, en su potencial energético, que corresponden a órganos y tejidos que sufren el problema, se aplicarán los imanes durante unos 15 minutos.

En consecuencia, al impactarse aquellos pares que soportan microorganismos o están en disfunción, se lleva al organismo a un estado óptimo de equilibrio, lo que el Dr. Goiz ha denominado como Nivel de Equilibrio Normal (NEN), que produce un ambiente no propicio para la vida de estos microorganismos.

Inversión y frecuencia de las sesiones

La inversión es de 60€/ sesión.

El número de sesiones requeridas dependerá de la gravedad, intensidad y cronicidad de la dolencia, sin embargo la experiencia dice que con Biomagnetismo una secuencia de 3 sesiones en un primer mes, separadas por una a dos semanas entre sesiones arrojan los mejores resultados.

Las más graves pueden requerir posteriormente un chequeo mensual o más espaciado, según cómo hayan sido los resultados en el primer mes y según lo determine el facilitador. En cualquier caso siempre trataremos de conseguir los mejores resultados en el menor número de sesiones posible.

¿Qué frecuencia entre sesiones? Lo testamos y es tu propio cuerpo quien nos va a indicar la frecuencia idónea entre sesiones para ti en cada momento.

Preguntas más frecuentes

¿ Duele? NO duele.

 ¿ Hay que desnudarse ? NO.  No se requiere al paciente que se desnude,  los imanes se colocan sobre la ropa.

 ¿ Tiene efectos secundarios ? NO. Sólo es incompatible en los casos anteriormente explicados.